Milarepa

Fue un gran yogui del Tibet, que al morir su padre, sus familiares se quedaron con sus posesiones, dejándole a él y a su madre en la más absoluta pobreza. Juró venganza, y estudio artes esotéricas con las que mandó una tormenta que arrasó el pueblo de sus parientes matándolos a todos. Después arrepentido de sus pecados fue en busca de Marpa para reparar su Karma.

Ahora reflexiono yo, si sus familiares eran unos hijosdelagranputa, según mi razonamiento, los actos provocados por Milarepa, eran justicia poética, es decir, karma que volvía y se follaba sus putos ojetes. Por lo tanto Marpa no tenía nada de lo que arrepentirse ya que había cumplido los designios del karma, aplastando a sus enemigos como las putas ratas que eran.

En toda esta reflexión hemos de dar por sentado la existencia del karma y de esas mierdas hippies budistas.

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s