Un canto a la esperanza

Una alemana enemiga, obligada a cantar para los soldados, mediante su dulce voz y la profundidad de su honesta tristeza, comienza a llorar, haciendo que de los soldados también broten lágrimas también.

Ellos que en un principio sólo veían un trozo de carne, finalmente se funden en el lenguaje universal de la música y de la humanidad que tod@s llevamos dentro.

A mi parecer un final apoteósico y un canto antibelicista  magistralmente expresado, que me hizo llorar a mí también.

 

Aficiones

He soportado muchas burlas por tener esta afición a la escritura y llevar un blog. A todos aquellos deciros si algún día leéis esto que me podéis comer la polla en dos tiempos mal nacidos hijos de puta. Vuestras aficiones a ver el fútbol, el tenis y toda esa puta mierda de borregos me la pasó por el forro de los cojones. Malditos borregos, todo lo diferente les choca y se mofan debido a su borreguismo que llevan marcado en el tuétano de sus mierdas de cerebros huecos.