Jodida inspiración

Año y pico sin escribir una puta palabra.

Jodida vida fría y embotadora que bloquea tu creatividad.

Oh, musas dónde os habéis metido, sois como rameras a las que hay que pagar tributo. Triibuto de sangre y de alma.

Jodidas rameras, volved, volved a mí.

Si no tendré que ir a buscaros y traeros arrastrandoos de los pelos, encadenadas y fustigandoos con un látigo si es necesario.

Sois como una ramera Babilónica.

Cobráis tributo.

La campiña

amoralapalabra

Podría llorar mi alma, por no poder ser.
Podría vomitar mi rabia, por mi anhelada libertad.
Podría arrancar mi putrefacto cerebro, por estar estropeado.

Dónde están los campos esmeralda que nos prometieron.
Dónde está el agua límpida en la que saciar nuestra sed.
Dónde reside el gozo de niño pequeño.

Cuándo se perdió la senda marcada en el fuego interior.
Cuándo retornaré al hogar de la unidad.
Cuándo me reencontraré con la Madre serpiente.

2015-05-29_122546

.

Ver la entrada original

Recuerdos de juventud

amoralapalabra

Os dejo con el poema que hasta ahora ha sido el que más me ha costado sacar adelante, y creo que podría estar inacabado.

El aire olía a música,
a rebeldía, a Deftones, a éxtasis…

Sorbiendo chupitos de tequila
corazón ebrio buscando aventura.

Oscuros bares,
extrañas entripadas,
millones de risas,
amores químicos.

Las velas desplegadas avanzando, siempre avanzando.
Futuro incierto,
prometedor.

Rabia contenida,
lava fluyendo por las venas.

Sueños de tinta y bohemia,
sueños del mundo entero.

Los parques eran aulas,
el vino joven,
viejas las zapatillas.

Humo en los pulmones,
dos mil pelas en la cartera.

Pérdidas de consciencia,
inocencia perdida.

Inma y sus tetas,
el “Trópico” de Miller,
alzheimer en la azotea.

Ojos de rubí,
colores santificados,
pupilas dilatadas.

Pelo largo por bandera,
banderas negras.

Ceniceros llenos de tristeza por algo no ocurrido,
arrobado fumando melancolía.

Fin de Siglo
comienzo del delirio.

Ritos de paso,
miradas preternaturales,
mundo…

Ver la entrada original 17 palabras más

Supernova

amoralapalabra

Mamar de tu pecho y nutrirme de tu leche tibia y dulce, como si fuera ambrosía. Dejarme atravesar por los rayos del sol. Notar como fluye la energía y la calidez a través de mi piel, de mi carne, de mis huesos, de mis células, de mis átomos, a la manera de un árbol, como el árbol primordial. Fundirme con tu luz y olvidarme de mi yo, transformándome en una eterna, infinita bola de luz que lo abarque todo, el cielo, la tierra, las galaxias, el universo, ser uno con todo, ser nada. Con una erección cual polla de Zeus y una media luna adornando mi rostro. Que crezcan raíces de mis pies y se hundan en la tierra, profundo, muy profundo, hasta el centro de la Tierra, afianzado en mí, sin movimiento, como una roca. Crecer, hacerme grande, alto como un Titán, tocar con mis dedos las estrellas y…

Ver la entrada original 131 palabras más